POR UNA POLÍTICA EFICIENTE DE ACCESIBILIDAD Y MOVILIDAD TURÍSTICA

El transporte juega un papel esencial en la cadena de valor turística, por cuanto facilita la accesibilidad a los destinos de los turistas y la movilidad de los mismos en su seno. Sólo los aeropuertos españoles representan la puerta de entrada del 77,0% (40,5 millones) de los turistas extranjeros que visitan España y facilitan el 41,4% (38,2 millones) de los desplazamientos interiores de los españoles.

Desde EXCELTUR consideramos clave una mayor integración de las necesidades del sector turístico en la planificación y gestión del sistema de infraestructuras de transporte en España, con el fin de reforzar su competitividad. En esta línea defendemos que, en paralelo a garantizar la mejor accesibilidad a los distintos territorios españoles que por tamaño de mercado y población lo justifiquen, las decisiones de inversión y gestión del sistema de transportes en España ha de facilita la mayor accesibilidad con los menores costes para los distintos operadores, en un marco de libre competencia y complementariedad entre los distintos modos de transporte.

transp- turismo
Bajo estos principios desde EXCELTUR defendemos:

La existencia de una estrategia nacional de transporte para reforzar la competitividad turística, que se pueda alimentar a partir de la elaboración de un Libro Blanco de política de infraestructuras y transporte en España, que objetive, aclare y concrete la estrategia y las actuaciones proyectadas para los 4 modos de transporte por las distintas administraciones públicas, dirigidas a garantizar la mayor conectividad, tanto interna como externa, con la mayor eficiencia operativa y retorno de las inversiones, respondiendo a su papel trascendental en el sector turístico.

Fomentar la intermodalidad entre los 4 modos de transporte: que permita integrar mejor y comercializar de forma conjunta la oferta de los distintos operadores para aprovechar de manera más eficaz el potencial de la red de infraestructuras, garantizando la accesibilidad y conectividad a los principales destinos turísticos españoles desde sus mercados estratégicos. Concretamente ello implica trabajar en varios frentes:

Priorizar las inversiones para la facilitar la intermodalidad efectiva: especialmente entre el AVE y el aeropuerto de Barajas, el AVE y los principales puertos del Mediterráneo.

Transformar los procesos y limitaciones operativas y de sistemas informáticos, que permitan la venta de billetes únicos integrados por distintos medios de transporte (tren-autobús-barco y avión-tren).

Trabajar la señalética para facilitar y mejorar la experiencia del turista entre su tránsito entre los distintos modos de transporte.

Impulsar un sistema de gestión que reduzca los costes para los operadores de transporte: garantizando la congelación y permitiendo a futuro la reducción de los impuestos y tasas (especialmente las aeroportuarias), tras la comprobación de los efectos perniciosos que sobre la demanda y los tráficos provoca su incremento.